Griso revela l’obsessió d’un espectador cap a ella: “Me colapsaba el teléfono”

El retorn de Susanna Griso al capdavant d'Espejo público ha vingut amb una d'aquelles notícies que han commogut tothom: la revelació que una companya de professió, Marta Fernández, va patir l'assetjament d'un seguidor obsessionat amb ella, durant dos anys. Un relat esfereïdor d'una periodista i amiga de Griso que posa els pèls de punta: "Se plantaba en mi puerta todos los días. A eso de las siete y media ocho de la mañana se ponía debajo de mi balcón a jugar con una pelota o a cantar o hacia que hablaba con el móvil. Me hacía sentir prisionera en tu propia casa". I cartes. Cartes que li van fer agafar por: "Hola, soy El Pájaro Azul, ¿me permites posarme en tu hombro izquierdo para hablar contigo?… ¿Un café?" o "Te vi salir de tu casa con unas gafas que te tapaban esos ojos que en su día me cautivaron, también recuerdo el día en que bajaste con aquel vestido ajustado que marcaba tu silueta".

marta fernandez

Cuatro

També trucades i 'regals' deixats al balcó de casa seva: xapes, fulls secs, claus de candaus… i crits en mig del carrer quan la veia: ""Hubo un momento que se puso a gritar en mitad del barrio: '¡Que no me haces caso! ¡Las mujeres cómo sois! ¡Las guapas cómo sois!' Y luego, mirando a la gente que había en el local seguía: '¡Las mujeres que solo queréis a los hombres por el dinero! ¡Que no me hace caso!'". Per no parlar del moment en que l'assetjador va decidir donar una passa més: "Comenzó a acercarse a mí físicamente. Un día presentando un acto lo identifiqué. Me entraron los miles de males y me tuvieron que sacar por la puerta de atrás". L'home, que es feia dir 'el Pájaro Azul', va ser detingut i ara té una ordre d'allunyament que li impedeix acostar-s'hi a menys de 500 metres ni comunicar-se amb ella.

griso marta fernandez

Antena 3

Ho va destapar la Griso. I la mateixa presentadora catalana va fer una confessió: haver patit un cas similar sense arribar als greus extrems de la seva col·lega. Griso ha explicat que va rebre un allau de trucades per part d'un espectador, "un chaval que me daba la sensación de estar muy solo". I que no parava de trucar-la: “En la época de informativos me llamaba, y como no había móviles, me colapsaba el teléfono y no podía hablar con otros departamentos. Me ponía música y me decía que quería hablar”, ha explicat la periodista, que també va rebre algunes cartes. Quan es va acabar? Quan Griso va informar a la direcció de la cadena sobre els fets: “Hablaron con él y con sus padres”.

Anar a la font – ElNacional.cat

Deixa un comentari

%d bloggers like this: