Cospegate, nuevos episodios sobre los encargos a Villarejo

Rate this post

La serie CospeGate – la relación tejida a partir de julio de 2009 por María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular, y el comisario José Villarejo adscrito entonces a la Dirección Operativa Adjunta (DAO) de la Policía- conocerá nuevos episodios este lunes y martes. Se trata de contenido adicional de las grabaciones de las reuniones celebradas – en las que también participaba la pareja y más tarde marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro- en las que se formalizó el encargo de investigar a otras personalidades el referido a Javier Arenas, también políticos en activo.

Fuentes jurídicas han señalado que el portal Moncloa.com hará público a partir de este lunes 5 con seguimiento el martes 6 de nuevo material de las conversaciones, lo que pudiera suponer, según la fuente consultada, la transición “del achicharramiento a la incineración política” de la exsecretaria general y diputada del PP.

Según esas fuentes, el presidente del partido, Pablo Casado, ya está preparado para cortar amarras con Cospedal, habida cuenta de que tiene conocimiento de que se difundirán nuevos detalles en las próximas horas.

Al tiempo, ha trascendido que se han filtrado nuevos audios de las conversaciones de Villarejo, en particular una en la que el comisario alude a Margarita Robles, actual ministra de Defensa, y exsecretaria de Estado de Interior, como una mala persona o tóxica. Robles, precisamente, decidió en 1994, junto con el entonces director de la Policía, Ángel Olivares, prescindir de los servicios de Villarejo, quien según reveló Robles recientemente, se negó a firmar su cese.

Al trascender, el pasado 2 de noviembre, que en el comienzo de la investigación judicial del caso Gürtel, en julio de 2009, que había contratado a Villarejo para trabajos puntuales como la elaboración de un dossier sobre Javier Arenas, entonces vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP, Cospedal explicó el pasado 2 de noviembre que era su obligación solicitar estos trabajos.

“Yo conozco a Villarejo igual que lo conoce media España. No sé si tendrá a todo el mundo grabado, pero sé que ha hablado  con mucha gente.. Yo tenía la obligación de recabar información…Esta persona tenía una agencia de investigación autorizada por la policía”, explicó Cospedal. Asimismo, el PP ha señalado que todo era perfectamente legal en las relaciones entre Cospedal y Villarejo.

Sin embargo, Cospedal no acudió a la pretendida “agencia de investigación de Villarejo” como ha explicado. Villarejo poseía información del sumario del caso Gürtel por trabajar en la Policía y, en las conversaciones ya conocidas, usa esa información para advertir al Partido Popular de operaciones inminentes como registros y detenciones, esto es, colabora con una labor de obstrucción a la justicia, según las grabaciones, y en completa deslealtad profesional. Implica en esa misma labor de obstrucción y deslealtad al que fuera en aquellas fechas de 2009 jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), comisario José Luis Olivera.

“Una cosa es soltar tres o cuatro afirmaciones de mal gusto en una comida informal, como pudiera ser el caso, en julio de 2009, de la entonces fiscal Dolores Delgado, y otra contratar oficialmente a un comisario en ejercicio de su actividad con conocimiento de información bajo secreto sumarial como parece ser el caso de Cospedal”, señaló a ARA un magistrado que ha solicitado mantener su nombre en reserva.

Las afirmaciones de Cospedal sobre su obligación de recabar información –recibió a Villarejo en su despacho en la planta séptima de Génova 13- dan a entender de que al tratarse de una actividad oficial –ha venido a decir que estaba en su sueldo recabar información- el entonces presidente del partido y líder de la oposición, Mariano Rajoy, estaba al corriente de la contratación de Villarejo.

Anar a la font

Powered by WPeMatico

Translate »